martes, 22 de febrero de 2011

GUSANO SATISFECHO

Esta poesía la realicé siendo jovencito y ahora a releerla pienso que puede ser de actualidad pensando la cantidad de parásitos que pululan por las altas esferas del poder.

GUSANO SATISFECHO
Comer, después dormir. Y nada más.
Siempre, siempre lo mismo.
¿Así tu vida es vida?
No llega el aguijón de la inquietud
a tu carne con grasa tan compacta
que parece un cirio sin pabilo
incapaz de dar luz ni aún del recuerdo.
Tus ojos incrustados en la grasa,
viviendo por la grasa y de la grasa,
con grasas oscurecidas tus pupilas,
no ven más que la grasa de bellotas
que arranca el duro palo a las encinas.
Eres losa que pesa y hace estéril
el espacio en que estás inútilmente.
Eres noche por losa clausurada.
Digieres una sombra de intestinos
sin preguntas, sin dudas, sin estrellas,
sin pulso que recuerde a los relojes.
¡Oh, tu tiempo! La voz de digestiones
en letargo calmoso de laguna.
Un mundo te circunda hecho de limbo
para ti fabricado de ex profeso,
con sopor sobre blandos butacones
donde evocas la cruz cuando bostezas.
Un mundo que es exacto cebadero
donde comes y duermes…comes y duerme…
y así vives, gusano satisfecho.

2 comentarios:

elena dijo...

Qué alegría volver a verte, amigo.
Y tan inspirado además.
El poema no puede decirse que sea bello, por razones obvias, pero es muy bueno.

Un beso.

fernandezbozano dijo...

Gracias,Elena.Tú siempre tan espléndida en tus apreciaciones.Eres única.
Es que uno no está siempre inspirado y a veces me aburre poner aquí cosas.
Un beso,Elena.